Content type
Píndola

Las tendencias que definirán la transformación digital en el 2021

01 Oct 2021. 14:57
Tiempo lectura
5 min. de lectura
Publicat per
Imagen colaborador
Logo Acelera pyme
Acelera pyme

Términos de uso

Es pot utilitzar el recurs per a l'ús personal o informatiu amb atribució a l'entitat red.es seguint les nostres condicions d'ús.

Etiquetes

  • Maduresa de la pime
    Intermedi
    Temàtica
    1. Tendencias
    Àmbit a digitalitzar
    1. Estratègia digital

Compartir píldora

Copiar link
Entradilla

Implementa en tu pyme con éxito las cuatro tendencias que definen la transformación digital en el 2021.

Imagen o video destacado
Image
Píldora sobre las tendencias que definirán la transformación digital en el 2021. Cuatro tendencias en transformación digital para tu pyme.
Descripción

La crisis actual ha provocado una parada absoluta de la actividad habitual y al mismo tiempo, nuevas formas de relacionarnos. Todo esto plantea un océano de oportunidades para aquellos negocios que quieren hacerle frente.

Esta nueva realidad demanda nuevas actuaciones que marcarán las tendencias de la transformación digital del 2021.

La primera de todas es que las empresas tienen que ser digitales. Ya sea mediante la transformación de sus procesos, la apertura de nuevos canales de venta o reinventando sus modelos de negocio. Sí o sí, hoy más que nunca, tienen que serlo, porque es y será la nueva forma de relacionarse con la audiencia. Además, estos cambios deben de ser ágiles. Es decir, las empresas deberán cambiar su modo de hacer las cosas y ser mucho más flexibles.

Por último, pero no menos importante, todo tiene que hacerse en la mayor brevedad posible porque la industria no va a esperar, y el cliente tampoco.

 

La crisis ha provocado que las empresas lleven a cabo un experimento masivo sobre cómo ser más ágiles, flexibles y rápidos.

 

Cuando hablamos de empresas grandes todos estos cambios nos parecen fáciles. Éstas tienen mayor capacidad, un número considerable de recursos tanto técnicos como humanos, y por tanto implementar estos cambios puede no suponerles demasiados problemas. Sin embargo, el número de grandes empresas en el tejido empresarial a nivel nacional es infinitamente inferior al de pequeñas y medianas empresas.

Por tanto, la realidad es que las medianas y pequeñas empresas tienen un gran peso en la economía española, y según iPyme las empresas de menos de 50 trabajadores, micropymes y autónomos, suman el 98,99% del total de empresas y el 49,58% del empleo. Por eso en este post, hablaremos sobre las tendencias prácticas y realistas que recoge McKinsey Digital en su artículo How six companies are using technology and data to transform themselves, para que las pymes puedan comenzar su transformación:  

  1. Reinvención. Vivimos en una ola de innovación constante que obliga a los negocios a implementar soluciones tecnológicas para habilitar el cambio. Estas son fundamentales para asegurar la supervivencia de los negocios, pero para una pequeña o mediana empresa puede ser todo un reto. Por tanto, a pesar de que la tecnología es fundamental para el cambio, las pymes, tienen que empezar a pensar hacia donde quieren ir. Buscar nuevas formas de relacionarse con sus clientes les permitirá estar más preparados para cuando les llegue el momento de adaptar estas nuevas tecnologías.

 

  1. Velocidad digital. Otra de las tendencias es la rapidez en la gestión de las actividades, desde la revisión de estrategias a la asignación de recursos. Para ello, muchas de las empresas están empezando a adaptar nuevos modelos de trabajo contando con metodologías y herramientas agile que ayudan a la gestión y eficiencia de los procesos. Como, por ejemplo, técnicas como el SCRUM o herramientas como Trello o Slack.

 

  1. Decisiones basadas en datos. No es nada nuevo que los datos son el nuevo combustible de las empresas para impulsar decisiones más eficientes y rápidas. Es importantísimo tener un control de los datos que genera la empresa, para poder analizarlos y sacar conclusiones de valor que ayuden al negocio a cumplir con sus objetivos. Sobre este punto habrá que tener en cuenta la dificultad a la que se enfrenta la pyme. Si lo difícil es recoger datos habrá que trabajar campañas de captación de leads, por lo que la clave será tener una estrategia de marketing digital consistente que cumpla con los objetivos del negocio. Si el contrario, lo complicado es la gestión del dato, habrá que contar con alguna herramienta de CRM que facilite el uso del dato.

 

  1. El cliente en el centro. Las necesidades del cliente tienen que ser la prioridad número uno dentro de la empresa. La idea es centrarse en las necesidades, intereses, inquietudes o los hábitos de consumo para poder darles lo que necesitan en cada momento. Es imprescindible analizar y entender al público objetivo, y para ello se puede utilizar un target persona y determinar así cuál es su situación actual y como la empresa puede satisfacer sus necesidades más inmediatas.

 

Quizás la visión de estas tendencias resulta un poco menos tecnológica, pero a veces, la transformación digital no tiene porqué pasar por la implementación de soluciones tecnológicas complejas, sino que muchas veces, es cuestión del cambio de mentalidad del negocio.

Continguts relacionats